Saltar al contenido

Mi primer entrenamiento con rodillo para bicicleta

El entrenamiento con rodillo para bicicleta se ha convertido en una práctica cada vez más extendida entre los ciclistas amateur, principalmente desde la aparición de los rodillos inteligentes.

Mi primer entrenamiento con rodillo para bicicleta

El entrenamiento con rodillo para bicicleta se ha convertido en una práctica cada vez más extendida entre los ciclistas amateur, principalmente desde la aparición de los rodillos inteligentes y el componente de diversión que han aportado los simuladores de ciclismo. Por ello, vamos a contaros algunas de las claves para realizar un entrenamiento con rodillo de bicicleta de calidad.

Si no hace mucho que te has unido al mundillo del ciclismo indoor te aconsejamos que no pierdas detalle de este post porque vamos a explicaros como entrenar con rodillo de forma cómoda, adecuada y eficiente.

¿Qué necesito para empezar a entrenar con rodillo para bicicleta?

    1. En primer lugar, por supuesto, es necesario un rodillo para bicicleta además de tu bicicleta de entrenamiento. En este sentido, os recomendamos escoger un rodillo de ciclismo inteligente que incluya un simulador de ciclismo cuanto más completo mejor. Esto supone un gran incentivo para evitar el aburrimiento y la monotonía que en ocasiones suele abordarnos en alguna de las fases de nuestro entrenamiento ciclista.
    2. Escoge una habitación o algún lugar de tu casa apropiado para tu entrenamiento con rodillo. A poder ser, que se trate de un cuarto amplio y bien ventilado, donde puedas colocar una pantalla para usar el simulador mientras pedaleas y entrenar cómodamente. Además, si lo ves necesario, puedes situar un ventilador en frente de ti a una distancia media. Para aquellos afortunados que tengan jardín, también puede tratarse de un lugar propicio para entrenar, siempre a la sombra por supuesto.
    3. Equípate de forma adecuada. Vístete con ropa fresca y transpirable preparada para aguantar el sudor. Por otro lado, no olvides tu botella o bidón de agua para ir hidratándote regularmente. Algún tipo de bebida isotónica tampoco te vendrá mal.
    4. No olvides una toalla para secarte el sudor siempre que lo necesites. El entrenamiento con rodillo es una actividad muy exigente, así que prepárate para sudar de lo lindo.
    5. La música de fondo puede ser un gran aliado para motivarnos. Crea una lista de reproducción incluyendo esas canciones capaces de subirte el ánimo cada vez que las escuchas y dale al PLAY antes de subirte a la bici, te aseguramos que funciona.

Perfecto, ya tengo todo lo que necesito y estoy preparado con mi rodillo de entrenamiento listo para comenzar a entrenar.

¿Pero cuánto tiempo debería entrenar?

Por supuesto, cada uno debe amoldarse a sus posibilidades y tratar de ir mejorando de forma progresiva. Entrenar con rodillo es una actividad que requiere de un esfuerzo importante y tampoco debéis marcaros metas muy altas desde un primer momento. Por ello, os recomendamos que tratéis de ir aguantando un poquito más cada día hasta intentar llegar a una hora u hora y media diaria. Si lo preferís, también podéis partir vuestro entrenamiento con rodillo en dos partes y por ejemplo, entrenar 45 minutos por la mañana y lo mismo por la tarde. Así se os hará mucho menos pesado.

Última actualización el 2020-07-08 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados